Blog

Ultimas notas
Adiós a John Wetton, columna vertebral del prog rock.

Adiós a John Wetton, columna vertebral del prog rock.

marzo 5, 2017

Es muy claro que en esta época nos toca ser testigos de la desaparición física de muchos de nuestros héroes musicales, esos pioneros que abrieron caminos y crearon sonidos sin precedentes, cuya obra sigue vigente no sólo por su valor intrínseco, sino también por constar de trabajos inolvidables que han servido de inspiración a miles de artistas de todo el mundo. Éstos son los que tomaron la posta que ellos llevaron en su momento.

Hace más de dos años que en #blogrocker de Honky Tonk venimos escribiendo notas de este tenor. Hoy nos toca despedir al gran John Wetton, otro de los padres del rock progresivo. (Sin dudas, el de los bajistas ha sido uno de los rubros más golpeados: Chris Squire, Lemmy, Greg Lake…).

Wetton nació el 12 de junio de 1949, en Derbyshire, Gran Bretaña. A finales de los años sesenta ya se había convertido en músico profesional. Luego de haber paso por los grupos Family y Mogul Thrash, integró las filas de King Crimson, y así comenzó a forjarse la leyenda de este excepcional multi-instrumentista, compositor y cantante. De su paso por allí, “Lark’s Tongues in Aspic” (1973) tal vez sea el disco que mejor ejemplifique su gran aporte a la célebre banda engendrada por Robert Fripp. (Aunque no hay que olvidar que los otros discos que grabó con los Crimson también son excepcionales: “Starless” y “Red”. Y están sus increíbles solos de bajo de esa época, como los que se aprecian en el recopilatorio “The Great Deceiver”). “Lark’s Tongues in Aspic” es, sin duda, una de las obras más emblemáticas del rock progresivo de todos los tiempos. E incluso significó una ruptura dentro de la sonoridad que ya había desarrollado esta agrupación en sus cuatro álbumes anteriores, puesto que en él podemos oír la adición de violín, viola, flauta (a cargo de David Cross) y percusiones orientales. Del mismo modo se advierte en esta producción cierto influjo de atmósferas estilo Béla Bartók.

king crimson

Pero Wetton también formó parte de otras historias legendarias. Entre 1974 y 1976 tocó el bajo en Roxy Music, la extravagante y paródica banda de glam rock, synth pop, disco y new wave de Bryan Ferry y Brian Eno. Simultáneamente integró las filas del grupo de hard rock / prog rock Uriah Heep, también en el rol de bajista. Como si esto fuera poco, Wetton fundó —junto al baterista Bill Brufford— el supergrupo británico de prog rock UK. De hecho, el disco debut de esta banda, de título homónimo, sumó al eximio Allan Holdsworth en guitarra y el virtuoso del violín y los teclados Eddie Jobson. De esta forma el inicio de UK reunió a la crema de la vanguardia progresiva del momento.

Pero ahí no se acaba la impresionante trayectoria de Wetton: además de formar parte de Wishbone Ash fugazmente, fundó Asia, junto a Steve Howe, Carl Palmer y Geoff Downes, otro supergrupo que ha sido uno de los pilares del neo prog de los años ochenta. Y, como era previsible al reunir a semejantes nombres, su álbum debut, de nombre homónimo, asimismo es considerado como una de las obras insoslayables de la música progresiva.

Además de todo lo referido, Wetton ha realizado una impresionante cantidad de discos solistas, a veces en colaboración con otros artistas, como Richard Palmer-James o Ken Hensley. Sin embargo, su rutilante carrera fue empañada por el alcoholismo, una adicción contra la que luchó denodadamente. Luego de una serie de recuperaciones y reincidencias, en el año 2007, un examen reveló que padecía de una oclusión cardíaca muy seria. Fue internado de urgencia y se le practicó una cirugía a corazón abierto. Su recuperación fue sorprendente y pronto volvió a retomar su actividad musical. Con el impulso de este renacimiento realizó tres discos más con Asia: “Phoenix”, “Omega” y “XXX”.

Wetton

Sin embargo en el año 2012 se le diagnosticó cáncer de colon. A pesar de los tratamientos y las intervenciones quirúrgicas, la dolencia terminó con él 31 de enero pasado. Quiero imaginar que en el más allá, Wetton sigue entretejiendo armonías delicadas y poderosas, y las combina con esas melodías profundas e inolvidables, empuñando su modelo personalizado de bajo marca Zon… Nos queda ahora revisar y revisitar su extensa obra para seguir aprendiendo.

¡Que sea rock!

Néstor Darío FigueirasMúsico, productor, escritor.

Author: