Blog

Ultimas notas
La bomba musical explota en el más allá: adiós a Ricky Rúa.

La bomba musical explota en el más allá: adiós a Ricky Rúa.

julio 6, 2016

El pasado 16 de junio partió para cumplir su misión sideral en otras esferas Ricky Rúa, fundador de Los Brujos y columna vertebral de la estimulante movida sónica que sacudió el under del rock nacional a comienzos de los noventas.

Los Brujos nació a fines de los ochentas, y fue la raíz de una nueva tendencia que, creciendo desde el sur de la provincia de Buenos Aires, revitalizó el rock nacional. De hecho, ellos portaron la semilla que luego germinaría en otros músicos y daría a luz bandas como Babasónicos, Peligrosos Gorriones y Juana La Loca. La cosa es que Los Brujos, junto a las bandas citadas —más otras, como Massacre, Los Visitantes y Fun People, por mencionar sólo las más importantes—, encabezaron la movida alternativa que luego sería conocida como “Nuevo Rock Argentino”.

Los Brujos surge como una fusión entre dos bandas amigas de Turdera: Los Pastrellos y Salto al vacío. En 1988, ambas agrupaciones compartieron el escenario del bar de Temperley La Carpintería, y cuenta la leyenda que el show fue todo un éxito. Debido a esto y a los gustos musicales comunes, los miembros de ambos grupos entablaron un vínculo que desembocaría en la integración. (Un detalle acerca del nombre: cuando quisieron registrarlo, descubrieron que numerosas bandas peleaban por la denominación. Finalmente consiguieron un permiso provisorio, y luego se les cedió de forma permanente.)

Durante el año 1989, en un show brindado en Cemento, el productor Daniel Melero les ofreció la posibilidad de grabar su primer disco. Así nació “Fin de semana salvaje”, en 1991, álbum debut del cual el sencillo “Kanishka” —inspirado en la historia de un rey cachemiro— sacudió los charts y MTV. El disco es una muestra acabada de la espontaneidad y la energía que el grupo desplegaba en vivo, ya que todos los temas fueron grabados prácticamente en una sola toma. Y eso es precisamente lo que quería lograr Daniel Melero.

13555542_1048540458575806_465794501_o

No muchas bandas tienen la oportunidad de mostrar las canciones de su primer disco frente a 70.000 espectadores en River Plate, o teloneando a Nirvana en el mejor momento de su carrera, en el estadio de Vélez Sarsfield, en 1992. O abriendo para Iggy Pop, lo que ocurrió en Obras Sanitarias.

En 1993 salió “San Cipriano”, también producido por Melero, cuyo hit fue “La bomba musical”. En esta época los eventos destacados de la historia bruja fueron la participación de la banda en el recordado ciclo “Rock por una universidad democrática”, organizado por FUBA, junto a bandas como Los Cafres y Juana La Loca; la Gira Caníbal, que los llevó a presentar el nuevo disco en más de 30 ciudades del país; el show en el que telonearon a los Beastie Boys; y el festival “Nuevo Rock Argentino”, organizado, por Rock & Pop, en el que tocaron junto a Todos Tus Muertos, Massacre y Peligrosos Gorriones.

En 1995 vendría “Guerra de nervios”, un disco que llevaría más de 400 horas de producción, lo cual dejó a las claras que el enfoque de la producción sería completamente diferente al anterior. En éste nuevo álbum participaron como invitados Gustavo Cerati, el propio Melero, y Aitor, de Juana La Loca.

En 1998, la agrupación se separó, anunciándolo a través de su web site (el cual fue el primero de una banda de rock en Argentina, lo que los transformó en precursores del mundo virtual. Aunque también lo fueron en la puesta teatral y en el look que ostentaban sobre los escenarios).

El resurgimiento de la banda, en todo su esplendor beatcore, vino en el año 2014: en una de las emisiones de “Tenemos Malas Noticias”, el programa de Mario Pergolini en Vorterix, se pasó “Beat Hit”, corte de difusión del disco que se avecinaba: “Pong!”

Además hay que recordar que los miembros de la banda (Gabriel Guerrisi, Fabio Pastrello, Quique Ilid, Alejandro Alaci y Ricky Rúa) fueron mutando de personalidad en cada disco, estableciendo diferentes alter ego para cada producción.

Pero la trayectoria de Ricky Rúa no se restringió sólo a Los Brujos. De hecho, su carrera empezó antes: como ya dijimos, junto al recordado bajista de Babasónicos, Gabo Manelli, y Gabriel Guerrisi, integró Salto al vacío. Luego, al igual que Guerrisi, una vez que Los Brujos se separaran, iría a tocar en El Otro Yo, reemplazando al célebre baterista Ray Fajardo.

13595804_1048540451909140_1588828615_n

Todo aquel que surcó el under de comienzo de los noventas nunca podrá olvidar sus performances llenas de adrenalina y teatralidad; su forma poco seria de tomar el rock, desacartonándolo; sus múltiples personalidades, que vivificaron la escena nacional: Wilson R-Q, Majula, Mala-Yi, y Elle Iluminatti. Recuerdo haber pasado horas junto a mi hermano David y mi amigo Pedro Otero, oriundo de Monte Grande y brujero de la primera hora, asombrándome al escuchar esas canciones llenas de desparpajo y letras que rozaban el absurdo: descubrí así que el rock tiene muchas facetas.

13575499_1048540455242473_1067826512_o

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: