Blog

Ultimas notas
Bush, una banda que no es profeta en su propia tierra.

Bush, una banda que no es profeta en su propia tierra.

diciembre 18, 2018

Para titular esta entrada del #blogrocker de Honky Tonk decidí recurrir al famoso refrán surgido de la historia bíblica que narra la visita de Jesús a su tierra natal, Nazareth. Un análisis no tan profundo de este pasaje nos haría ver que el factor que determinó que el Maestro no pudiera hacer ningún milagro allí fue la incredulidad de sus coterráneos. Tal vez algo parecido pueda decirse de Bush, banda londinense que ha encontrado su éxito mayor en suelo extranjero. O más bien de su fundador, el cantante y guitarrista Gavin Rossdale.

bush

La agrupación nació en 1992, gracias a la alianza de Rossdale y guitarrista Nigel Pulsford, quienes se conocieron en un concierto en un club de Londres. Ellos reclutaron a Sacha Gervasi (baterista) y Dave Parsons (bajo) y fundaron Future Primitive (así se llamó la primera encarnación de Bush). En 1993 —ya siendo Bush, nombre que eligieron en alusión a su lugar de residencia, Shepherd´s Bush— Gervasi fue reemplazado por Robin Goodridge, y al final de ese año, la banda firmó con la compañía Trauma Records, recién formada. Así, de la mano de los productores Clive Langer y Alan Winstanley, nació “Sixteen Stone”, en pleno auge del grunge. De este disco debut hay que destacar tres cosas: en sólo un lustro vendió alrededor de cinco millones de copias; el video del hit que abre el track list, “Everything Zen”, fue uno de los más pasados en MTV en ese momento; y “Glycerine” se transformó en uno de los himnos del grunge (de hecho, hasta fue parodiado en Los Simpsons, en el capítulo “That 90’s Show”, de la temporada decimonovena, en el que Homero y su banda, Sadgasm, cantan su éxito “Margerine”). Sobre el nombre del disco, Gavin Rossdale contó que surgió de una anécdota de un amigo suyo que llamó por teléfono a una chica escandinava, a quien creía muy joven y atractiva, pero cuando la conoció en persona comprobó que pesaba “dieciséis stone” (o 224 libras, o 102 kilogramos, ya que “stone” es una medida de peso inglesa que equivale a 14 libras). Para promocionar el álbum, la banda hizo unos doscientos treinta shows, sólo en USA.

razorblade suitcase bush

El siguiente disco, “Razorblade Suitcase”, se grabó en 1996, al finalizar la gira de “Sixteen Stone”, en el Estudio Dos de Abbey Road, y fue producido por Steve Albini. De él, las canciones “Swallowed” y “Greedy Fly”, fueron los cortes más célebres. Esta producción tiene una elaboración más cuidadosa que el primero, el cual muestra una impericia que tiene que ver más con la urgencia que con la falta de experiencia, y que pasó por una crudeza muy a tono con la época. Sin embargo, la crítica especializada continuó diciendo, en resumidas cuentas, que ellos eran una mala copia de Nirvana. A pesar de esto y contagiados del mismo afán de mejora que los impulsó en su segunda grabación, los Bush decidieron remezclar algunos de los hits de esos dos primeros discos, para editar así “Deconstructed”.

the science of things bush

El cambio en la forma de componer y la necesidad de reinventarse les llegó con la tercera producción, “The Science of Things”, de 1999. Debido a las innovaciones sonoras introducidas en la música alternativa por artistas como Trent Reznor (Nine Inch Nails), la agrupación decide experimentar y se pone a flirtear con samples, loops y cajas de ritmos. En canciones como “The Chemicals Between” y “Use Warm Machine” la presencia de la música electrónica es más notoria; en cambio otros temas presentan una atmósfera más oscura e intimista. Tal es el caso de “Letting the Cables”.

golden state bush

Pero el cuarto álbum, “Golden State” (2001), marca el regreso del grupo a su sonido original (o el intento de retornar a él). Este disco es significativo porque luego de su publicación la banda estuvo nueve años en suspenso. De él surgieron tres singles que sonaron bastante: “Head of Ghosts”, “Inflatable” y “The People That We Love”. Además, en la gira en la que se presentó, el guitarrista Nigel Pulsford dejó la banda para estar más tiempo junto a su familia. Fue reemplazado por Chris Traynor, quien sigue activo en Bush hasta hoy. La cosa es que durante esa pausa de casi una década, Gavin Rossdale se dedicó a su proyecto musical, un grupo llamado Institute, con el que editó un disco llamado “Distort Yourself” (2005). No conforme con eso, decidió volcarse de lleno a su faceta actoral. Así, Rossdale ha aparecido en los filmes “Zoolander”, “The Mayor of Sunset Strip”, “Little Black Book”, “The Miracle Match”, “Constantine”, “Battle Olympia” y “How to Rob a Bank”. Y luego de este raid cinematográfico, comprendido entre 2001 y 2007, sacó un disco solista, “Wanderlust”, producido por el prolífico Bob Rock. De allí, la balada “Love Remains the Same” se convirtió en tema musical principal de la película “Nights in Rodanthe”.

gavin rossdale wanderlust

Finalmente, este intermezzo concluyó cuando Rossdale anunció la vuelta de Bush a los escenarios. Así como Traynor sucedió a Pulsford, el bajista Corey Britz asumió el rol de Parsons. En cada uno de los siete shows que la banda dio durante 2010, su público pudo escuchar “Afterlife”, el sencillo que promocionaba la nueva producción: “The Sea of Memories”. Los otros singles de este álbum que sobresalieron fueron “The Sound of Winter”, “Baby Come Home” e “Into the Blue”, que fue incluida en la banda de sonido de la primera entrega de la saga de Marvel, “The Avengers”.

En 2014, el grupo optó por cambiar de productor, entregándose a las artes de Nick Raskulinecz, quien logró un sonido correcto en el sexto disco de la banda, “Man on the Run”, aunque el resultado no consigue que las canciones —la mayoría de ellas, buenas composiciones—, se luzcan. Sin embargo, la consumación del actual sonido post-grunge de la banda se refleja en su último trabajo, “Black and White Rainbows” (2017). Producida por Bob Rock, la tropa de Rossdale por fin ha logrado hacer una síntesis entre sus raíces y una apuesta contemporánea, abrevando en un hard rock más estilizado que combina melodías muy recordables y arreglos elaborados con precisión, pero sin perder el toque justo de crudeza, para seguir conservando la identidad propia y no terminar transformándose en un pobre remedo de bandas hiper-posproducidas en la onda de Nickelback.

black and white rainbows bush

La buena noticia es que pronto los podremos ver tocar en Argentina, junto a Stone Temple Pilots, gracias al Revolución Tour, el cual comenzó en USA en abril de este año que se nos va. (La única diferencia es que en la gira norteamericana, The Cult también integró la partida). Como sea, la cita, imperdible, es el 19 de febrero de 2019 en el Estadio Malvinas Argentinas.

No quiero terminar esa nota sin enfatizar el compromiso de Rossdale como artista, cuyo incesante entusiasmo se ve tanto en el reencauzamiento de Bush como en su búsqueda personal. Esta entrega hizo que superara el alejamiento de dos de los miembros fundadores de la banda y aprovechara las pausas obligadas como oportunidades creativas. Así, a pesar de no ser profeta en su propia tierra, Rossdale ha vendido más de 20 millones de discos con su música. Mi sugerencia es que escuches el más reciente material de Bush y el disco solista de su fundador. Sé que no te vas a decepcionar.

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: