Blog

Ultimas notas
Ella Es Tan Cargosa en el Movistar Free Music: “Recibirse de astronauta”

Ella Es Tan Cargosa en el Movistar Free Music: “Recibirse de astronauta”

marzo 4, 2015

Estuvimos el pasado 1 de marzo en el Movistar Free Music, para gran regocijo de nuestras almas rockeras. Claro, Honky Tonk no podía faltar al banquete musical en el que el plato principal fue la performance de Ringo Starr, la leyenda viviente. Pero sobre todo teníamos que estar presentes para brindar apoyo a dos de las bandas que forman parte de nuestra familia: Ella Es Tan Cargosa y Catupecu Machu. Desde luego, telonear a Ringo fue una ocasión histórica para ambas agrupaciones, y allí estuvimos para registrar los hechos. Lo que sigue es el reportaje que este bloguero le hizo a Ildo “El Tano” Baccega, Rodrigo Manigot y Mariano Manigot, fundadores de Ella Es Tan Cargosa. Una charla entablada en el camerino, llena de música, risas, anécdotas jugosas y planes para el futuro.

 

Honky Tonk: —¡Qué gran ocasión para Ella Es Tan Cargosa! ¿Qué se siente telonear a un Beatle?

El Tano Baccega: —Y… ¿Qué te puedo decir? Es algo único. Un sueño

Mariano Manigot: —Tocar con Ringo es recibirse de astronauta, loco. (Risas)

HT: —Qué gran manera de decirlo… ¿Por qué “recibirse de astronauta”?

Mariano: —Porque es todo. Es como decir que llegaste a lo más alto.

HT: —Y me imagino que es así porque Los Beatles son parte esencial de su vida y de la historia de la banda.

El Tano: —¡Más vale! Son muchas historias. Y los discos. Cuando los vas entendiendo, cuando los escuchás hasta entender lo que hicieron… Ahí te das cuenta de todo lo que inventaron. Esos discos son hitos. Desde “Please Please Me”, pasando por “A Hard Day’s Night”, “Help!”, hasta “Rubber Soul”… Y aún después, en la etapa más psicodélica, con “Revolución número nueve”, del Álbum Blanco, y toda la onda ésa… Los tipos inventaron muchas cosas. Y Ringo inventó muchas cosas. Es un gran baterista.

Mariano: —Charly (García) dijo que es el mejor batero que escuchó en toda su vida.

HT: —A propósito de la importancia de los Beatles en su historia, ¿podrían explicar a los que leerán esta entrevista por qué “Ella Es Tan Cargosa” es el nombre de la banda?

Rodrigo: —Sí, siempre nos preguntan eso. (Risas)

HT: —Me imagino.

Rodrigo: —Cuando leímos que el título de una canción del disco “Abbey Road”, “I Want You (She’s So Heavy)”, fue traducida en las ediciones argentinas como “Te quiero (Ella es tan cargosa)”, nos miramos todos y dijimos “éste es el nombre que estábamos buscando”.

11038147_943336962365792_5666927888689268424_o

Al quinteto oriundo del Oeste bonaerense (donde está el agite, según canta Mollo), la influencia Beatle se le nota. Pero se le nota de la mejor manera: componiendo temas con fuerte identidad propia en los que puede verse un procesamiento, una re-elaboración de la música que alimentó a sus miembros desde siempre. Luego de la entrevista fui testigo y lo digo sin temor a exagerar de una de las mejores versiones que escuché en mi vida de “Hey bulldog”, del disco “Yellow Submarine”. Y el enardecido público que empezó a saltar ni bien oyó las primeras notas del inconfundible riff no me deja mentir. No es moco de pavo lograr entusiasmar al público beatle más exigente con un cover de los cuatro de Liverpool. La verdad, les salió impecable. (Y aquí la Gibson SG del Tano se prendió fuego.)

 

HT: —No sé si conocen una banda de rock progresivo italiana de los setentas llamada Premiata Fornería Marconi

El Tano: —No —Y El Tano me mira como si le estuviera hablando en otro idioma. Bueno sí, en italiano justamente. Pero de todos modos, no tiene idea de qué le estoy diciendo. Nosotros tenemos otra onda. Aparte de los Beatles, están por ahí Stevie Wonder, los Rolling, Little Richard, Otis Redding

HT: —Claro, más influencias que se notan en su música. Pero les menciono a PFM porque ellos bautizaron su banda con el nombre de la panadería en la que ensayaban: Premiada Panadería Marconi. Y yo sé que ustedes empezaron ensayando en una pizzería…

El Tano: —¡Boludo! ¿Te acordás que le íbamos a poner “Pizzería” a la banda? —le pregunta a Mariano.

Mariano: —Sí, pero era un nombre muy grasa… (Risas)

El Tano: —En mi pizzería duramos dos ensayos. Hasta que vino la policía.

Mariano: —Sí. Después seguimos ensayando en lo de mi abuela. Y después tuvimos nuestra sala.

HT: —Y a partir de ahí, ¿cómo fue el crecimiento durante estos catorce años, comenzando con un demo casero que dio mucho que hablar (una pieza de colección muy codiciada por los fans, editado en pleno “corralito”) y siguiendo con cuatro exitosos discos de estudio? Porque de una producción a otra se aprecian grandes saltos.

El Tano: —¿Cómo fue? De a poco. Como todo. Pensá que el primer disco —“Ella es tan cargosa” — lo hicimos en 9 días, con 8.000 pesos. Hoy día nos parece increíble.

HT: —Es increíble. Porque suena muy bien.

El Tano: —Gracias. Después uno va creciendo y mejorando. Ya en “Botella al mar” laburamos más a conciencia, y con más presupuesto. Tal vez yo no hubiera puesto tantos temas en ese disco… Pero a nuestros fans les encanta.

HT: —Uno se ceba al tener más recursos… Labura con más detallismo.

El Tano: —Sí. A veces eso queda bien. A veces algo rápido y visceral, que no se piensa mucho tiene más impacto. Pero eso no significa que lo muy elaborado sea malo. Hay que mantener la esencia de las canciones.

10989525_943339222365566_186687047519891923_o

De hecho, “Botella al mar” fue la última canción del set list. Al finalizar, el público congregado en el Planetario los ovacionó, luego de haber cantado el tema con la misma pasión con la que más tarde corearía a Ringo. La performance del quinteto recorrió temas de sus cuatro álbumes: “Ni siquiera entre tus brazos” y “Llueve”, del disco “Ella es tan cargosa”; “Pretensiones”, del trabajo titulado “11” (para celebrar los once años de la banda, editado en el 2011); “Fui” y “Botella al mar”, del álbum homónimo; y “En Redondel”, el corte de difusión de “Polos”, la última producción de la banda, canción que representó otro de los momentos más intensos del excelente show con el que EETC inauguró el escenario principal del Movistar Free Music. En el disco “Polos” —muy beatle, por cierto— el excelente pianista Germán Wiedemer —productor de todos los trabajos de la banda hasta hoy—, parece haber encontrado el equilibrio entre las pulsiones y las influencias que modelan la compositiva de EETC. “Polos” es un disco redondo, en el que se mixturan el impulso creativo irreflexivo y la cuestión minuciosa de forma casi magistral. La mezcla no tiene nada que envidiar a ninguna producción extranjera. Pero lo más importante es que está lleno de buenas canciones. Y eso es algo que EETC siempre supo hacer, y que sabe que es su mejor virtud, su punto fuerte, porque nadie olvida las buenas canciones.

Quedé muy sorprendido al ver en acción a los hermanos Manigot —que me recordaron a los Gallagher, para seguir con la impronta británica—. El carisma de ambos —dinámico y gestual en Rodrigo, y en Mariano, un poco más aplomado, asomando sobre su infaltable Telecaster—, encandila al público. Acompañando a la dupla, tenemos el sólido bajo de Miguel Bassicuyo sonido me recordó mucho a Bill Wyman—; al “Negro” Rojas en batería, quien posee un groove envidiable; y la guitarra afilada como un hacha del Tano Baccega, quien iba de la SG a su Stratocaster de lujo una y otra vez, para hacer delirar al público con sus solos plenos de feeling. La banda se completó con la participación del ya mencionado Germán Wiedemer en piano, Walter Galeazzi en órgano Hammond y Martín Pomares en la guitarra acústica, quien fue el técnico de grabación de “Polos” y además lo co-produjo. Fue un show inolvidable, en el que ni la lluvia pudo aguarnos la fiesta de las buenas canciones.

10998321_943340672365421_2807528639303822681_o

HT: —Una última pregunta: ¿cuáles son los planes de EETC?

El Tano: —Por ahora, seguir presentando “Polos”, que está andando muy bien con el primer corte, “En redondel”. Y después… No sé… ¡Tocar con Paul! (Risas)

 

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Sanzho Zho – Fotógrafo.

Author: