Blog

Ultimas notas
Elvis no está muerto.

Elvis no está muerto.

mayo 23, 2016

El Rey del Rock and Roll es el protagonista de la nota de hoy. Desde luego que trataremos de ser concisos, porque para reseñar una vida como de Elvis Aaron Presley —nacido en Tupelo, Misisipi, el 8 de enero de 1935, y muerto el 16 de agosto de 1977 en Memphis— se necesita una saga de varios libros. Así que seguramente haremos más de un par de notas sobre el Rey. (Añado un nombre más a mi lista de entradas adeudadas. Y van…)

13282920_1022114371218415_1857075202_o

Se hace imposible hablar de Elvis sin mencionar a Sun Records y su dueño, Sam Phillips, quien en 1954 pensó que Elvis era el artista ideal para difundir la nueva música ‘afroamericana’, la forma en la que se referían al naciente rock —aún encarnado en sus incipientes formas, como el rockabilly y algunas de las otras formas de hibridación entre el country y el blues o el rhythm and blues—.

Elvis entró a Sun tratando de hacer una grabación de regalo para su madre: un disco de acetato de doble cara, en el que constan las canciones “My Happiness” y “That’s When Your Heartaches Begin”. Aunque sus biógrafos piensan que él estaba tratando de mostrarse en un sello de fama creciente, ya que entonces varias tiendas de discos ofrecían métodos rudimentarios de grabación y él no acudió a ellas. Luego grabó un segundo acetato en enero de 1954 —con las canciones “I’ll Never Stand In Your Way” y “It Wouldn’t Be the Same Without You”— pero nada pasó después de eso. Aunque Phillips ya lo había fichado.

Como pasó con la mayoría de los grandes artistas, Elvis fue descalificado tempranamente, y más de una vez. De hecho, en esta época no pasó una prueba para el cuarteto vocal The Songfellows. Jim Hamill, el líder del grupo, adujo que no lo habían aceptado porque “no tenía oído para armonizar con otras voces” —lo que no era del todo desacertado, en efecto—. Por otro lado, con anterioridad a este suceso, Elvis —según él mismo lo afirmó— siempre había reprobado Música en la escuela media. Como si esto fuera poco, también fue rechazado cuando se probó para la banda de su amigo Ronnie Smith. Eddie Bond, líder de la agrupación, le dijo que volviera a su empleo de camionero en la compañía Crown Electric ya que “no tenía futuro alguno como cantante”.

Mientras tanto, Sam Phillips, de Sun, seguía empeñado en encontrar a “un blanco que tuviera un sonido negro y un sentimiento negro” porque, si lo encontraba, “podría hacer mil millones de dólares”. Y hoy sabemos que estuvo en lo cierto. Su secretaría de esa época, Marion Keisker, ratificó más de una vez con cuánto tesón buscaba Phillips a un artista que reuniera estas peculiares condiciones. Teniendo en cuenta las dos grabaciones que había hecho con anterioridad en sus estudios, el dueño de Sun tenía sus ojos puestos sobre Elvis. Por eso en junio de 1954 lo llamó para que grabe una versión de la balada “Whitout You”. Aunque el demo no alcanzó las expectativas de Phillips, sabía que algo había en ese muchacho… Por eso decidió arreglar otra sesión de grabación, esta vez junto a los músicos Winfield “Scotty” Moore (guitarrista) y Bill Black (contrabajista). La sesión se realizó el 5 de julio de ese mismo año. Luego de varias e infructuosas grabaciones, el trío decidió que la cosa no funcionaba. Justo antes de que se retiraran, Elvis empezó a tocar un viejo blues de Arthur Crudup: “That’s All Right”, de forma paródica, haciendo morisquetas, como cuando uno en el estudio, luego de agotadoras horas de grabación, se pone a bromear para distenderse. Cuenta la leyenda que Black secundó al Rey en la pantomima, por lo que finalmente “Scotty” Moore tuvo que hacer lo mismo. Cuando Phillips oyó desde la sala de control la versión, se acercó y preguntó “¿Qué están haciendo?”. Moore contestó “No lo sabemos”, a lo que Phillips respondió “Bueno, traten de repetirlo, encontrándole un principio.” Y sí, “That’s All Right”, terminó siendo el tema más pedido en Red, Hot and Blue, el show del DJ Dewey Phillips. De hecho, los oyentes llamaban preguntando si el cantante era un negro. Sam Phillips había encontrado lo que estaba buscando para realzar a Sun Records.

13275439_1022114044551781_967483190_o

De esta forma terminó imprimiéndose un nuevo disco de acetato, con “That’s All Right” de un lado, y “Blue Moon Of Kentucky” —un bluegrass de Bill Monroe— del otro. Ese primer single de Sun fue la consolidación del rockabilly, a manos de este trío, que haría historia.

El resto de la carrera estelar de Elvis será tema de otras notas. Pero hoy me pareció más que interesante rescatar esto de su vida: los comienzos son siempre dificultosos. La clave del éxito está en insistir hasta dar con la fórmula correcta. ¡No hay que bajar los brazos!

Elvis Presley - The King_Remeras_OK

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: