Blog

Ultimas notas
“Hysteria”, de Def Leppard: retroceder nunca, rendirse jamás.

“Hysteria”, de Def Leppard: retroceder nunca, rendirse jamás.

septiembre 25, 2017

En esta entrada del #blogrocker de Honky Tonk vamos a hablar de uno de los discos más célebres de una banda clásica del hard rock y el glam metal: Def Leppard, que visitará nuestro país a fin de mes. Nos estamos refiriendo a “Hysteria”, el cual alcanzó la preciada e insólita categoría de Disco de Diamante, junto a “Pyromanía”, el otro gran hito de esta agrupación inglesa formada durante 1977 en Sheffield.

def leppard hysteria front

La cuestión es que “Hysteria” —uno de los discos de heavy metal más vendidos de todos los tiemposcumplió 30 años el pasado 3 de agosto. Y como todos los grandes discos, tiene una historia detrás. Se trata de una historia dramática, sin dudas. Y no hay que olvidar que hoy “Hysteria” crea controversia: el álbum —al igual que “Pyromanía”no está disponible en las plataformas virtuales, debido a que Def Leppard se ha enfrentado a Universal Records en una batalla por el control del streaming de sus discos más famosos. La respuesta del quinteto inglés es subir versiones regrabadas de sus clásicos a plataformas como Spotify. No hay duda de que la mayoría de los usuarios de estos servicios de streaming esperan encontrarse con las grabaciones originales, las cuales tienen una magia irreproducible. Pero, a juzgar por la cantidad de visitas —la regrabación de “Pour Some Sugar On Me”, por ejemplo, ha tenido más de 86 millones de reproducciones—, el público se siente conforme con la solución hallada por la banda.

Descubrir las circunstancias en las que fue creado “Hysteria” es algo que sorprende. El disco salió a mitad de camino de los dos hechos más trágicos de la historia del grupo. La primera es la amputación del brazo izquierdo del baterista Rick Allen, producto del accidente automovilístico que sufrió el 31 de diciembre de 1984. (Su debut post-accidente se llevó a cabo en el Monsters of Rock de 1986, en el castillo de Donnington. Entre una fecha y la otra, la presencia de Jeff Rich, baterista de Status Quo, fue vital en la recuperación de Allen, ya que él lo animo a continuar su carrera y emprendió el desarrollo del híbrido de batería electrónica y acústica que le permitiría seguir tocando con un único brazo y los dos pies). La desventura posterior fue la muerte del guitarrista Steve Clark, en 1991, a causa de una congestión alcohólica.

rick allen

Pero en medio de esos dos terribles sucesos, Def Leppard aceptó el desafío que les hizo el productor Robert John “Mutt” Lange, quien los retó a repetir la hazaña que lograron Michael Jackson y su productor, Quincy Jones, con “Thriller”: meter siete hits en los charts, provenientes de un mismo disco.

“Mutt” Lange —que ya había producido “Pyromanía”—, se tomó muy en serio esta meta, y la banda, aunque lentamente, se fue enfocando en ella. De esa manera, “Women” (que alcanzó un tibio puesto n° 80) cimentó la escalada para los restantes sencillos que lograron rankearse con éxito: “Animal” (puesto 19), “Rocket” (puesto 12), “Hysteria” (puesto 10), “Armageddon” (puesto 3), “Pour Some Sugar On Me” (puesto 2), “Love Bites” (puesto 1).

Pero “Hysteria” no sólo es un álbum de hits. También trajo muchas innovaciones técnicas. Para empezar, hay que mencionar el trabajo que se hizo con las baterías, para el cual se usaron samples grabados y reproducidos a través del Fairlight CMI —primer sampler de la Historia—, más el sistema desarrollado para Allen por la firma de baterías electrónicas Simmons. Además, en cada tema se percibe un minucioso trabajo de ensamble de texturas: muchos tracks de guitarras, armonizando melodías nota a nota —con un cierto aire a las armonizaciones “limpias” de Brian May—, y muchos tracks de voces —de los Bankrupt Brothers, el nombre con el que aparecen en los créditos los guitarristas Phill Collen, Steve Clark y el bajsta Rick Savage—. Voces que se agregaron no sólo para hacer coros detrás del vocalista Joe Elliot, sino también para construir climas junto a los pads de los sintetizadores.

(Antes de continuar, hay que destacar lo afortunado que fue Rick Allen de estar en una banda que lo bancó frente a todas las vicisitudes. Hay algo emocionante en la manera en que el grupo se adecuó a la nueva realidad de Allen y en cómo resurgieron del accidente, consiguiendo más éxito que antes).

def leppard

“Hysteria” es un disco con más hits que deep cuts (o sea, los temas que no son cortes de difusión, los menos radiales). Por lo tanto se corre el riesgo de minimizarlo, de reducirlo a una simple colección de sencillos. Pero la verdad es que los restantes cinco tracks (“Excitable”, “Run Riot”, “Love and Affection”, “Don’t Shoot Shotgun” y “Gods of War”) también son muy buenos temas. Sobre todo el último de los mencionados —contribución de Steve Clark—, que es una canción esencialmente pacifista.

Pronto veremos a Def Leppard en acción, brindándonos, seguramente, una gran performance en el Luna Park. Hay que esperar unos días, nada más. Mientras tanto, te sugiero que no dejes de repasar “Hysteria”, un álbum que realmente se ha ganado su fama.

 

¡Que sea rock!

Author: