Blog

Ultimas notas
Juanse: “La gracia que recibimos”

Juanse: “La gracia que recibimos”

marzo 25, 2015

Juan Sebastián Gutiérrez, más conocido como Juanse, visitó nuestro local de la calle Gurruchaga 985. Como ustedes ya habrán visto, el líder de Las Fieras Lunáticas es el protagonista de la campaña de nuestra temporada Otoño-Invierno 2015. Aprovechamos a charlar un rato con él.

 

Honky Tonk: —¿Cómo surgió la idea de hacer “Pappo x Juanse”?

Juanse: —Es un disco que tengo planeado desde hace mucho tiempo… Y vale aclarar que no es un disco tributo, porque Pappo estaba vivo cuando tuve la idea de hacerlo. No se trató de aprovechar la ocasión, ni nada por el estilo. Me acuerdo que le comenté a él que tenía ganas de hacer un disco con versiones de sus temas. Él se reía. Obviamente me pidió participar en algunas de las canciones… (Risas) Y yo le dije: “¿Cuál? No sé… Tengo que pensarlo”.

HT: —¡Por supuesto, es tu disco! Vos decidís quién participa en él… (Más risas)

Juanse: —Claro. Pasó el tiempo y se dio la oportunidad: me llamó Rubén “Pelo” Aprile, y la producción se hizo para Pelo Music. El disco lo grabamos en 100 horas y de las 28 canciones iniciales quedaron 14.

HT: —Y el disco tuvo un éxito inmediato.

Juanse: —Sí, gracias a Dios. Estamos contentos. Pero no por el éxito, que es una palabra inexistente, para mí, al menos.

HT: —Tal vez dependa del sentido que cada uno le dé, ¿no?

Juanse: —No sé. Yo prefiero hablar de “victoria”.

HT: —Claro. Lograr un sueño muy ansiado lo es.

Juanse: —Exacto. Es algo que imaginé por mucho tiempo. Y sí, terminarlo fue una victoria. Luego la gente sí lo puede transformar en un tributo, al recibirlo con ganas.

HT: —De hecho, lo hizo así. El disco pegó muy fuerte.

Juanse: —Y aparte hay público para todo. Está aquél al que le gustará el disco y también el que no lo querrá. Bueno, para que te guste hay que atravesar varias etapas. (Risas.)

HT: —¿Cómo es eso?

Juanse: —Y claro. Te tiene que gustar el blues y el rock n’ roll, luego te tiene que gustar Pappo, y encima te tiene que gustar cómo yo lo versiono. (Risas.) En definitiva, más allá de cómo lo recibió la gente, lo que importa es que uno lleve a cabo el oficio que Dios nos dio, para progresar, no en el aspecto material, sino en el hecho de saber que estamos cumpliendo con la tarea de responder a ese don o esa gracia que recibimos.

HT: —¿Cómo fue la decisión de dar por terminada la etapa de Ratones?

Juanse: —Mirá, eso es algo que responde a cuestiones muy personales… No sabría qué decirte en realidad. Seguro tuvo mucho que ver el hecho de que con Ratones teníamos más de 120 shows anuales, y eso, en la segunda década de la banda, sobre todo, impactó en mi sistema nervioso, lo que hizo que perdiera el equilibrio.

HT: —La balanza se sacudió…

Juanse: —Claro. Ahí vino el replanteo.

HT: —Por una cuestión de salud.

Juanse: Exactamente.

 

Al fundador de Los Ratones Paranoicos se lo ve muy relajado y divertido. También se percibe que está muy firmemente plantado en sus ideas respecto del éxito y de lo que de verdad vale en esta vida, lo cual es muy gratificante.

Captura-de-pantalla-2015-03-25-a-las-18.14.12

HT: —Contános de qué se trató la experiencia espiritual que viviste. ¿Podemos hablar de una conversión?

Juanse: —Sí. Yo tuve una conversión verdadera. Y ese es el eje en torno de cual hoy gira mi vida.

HT: —Cultivar la espiritualidad.

Juanse: —Sí. Un vínculo con la manifestación divina en la humanidad de Cristo.

HT: —Te pregunto sobre esto porque ahora todo lo que hacés parece reflejar este vuelco a lo espiritual.

Juanse: —Sí, es cierto. Pero ojo que siempre tuve estas inclinaciones en mí. Ahora se profundizaron y se hicieron visibles. Las hice visibles. Sobre todo a partir de mis lecturas, no sólo de las Escrituras, sino también de San Agustín o San Juan Crisóstomo, tipos fundamentales para nosotros (los católicos). Sus conversiones han sido parecidas a la mía: ellos tenían mucho malos hábitos, como uno. Eran tipos parecidos a nosotros, muy raros, pero que, gracias a una experiencia profunda, cambiaron por completo. Eso quiere decir que hay un ejercicio de la divinidad en todos nosotros, el cual está latente hasta que lo activamos.

HT: —¿Sentís que se re-significó de alguna manera tu pasión por la música a partir de esta conversión?

Juanse: —No. Es que ahora sé que uno no se apasiona por las cosas. La verdadera pasión reside en identificarse con el sufrimiento ajeno, con el sacrificio. Siempre nos la pasamos pidiendo, y nos dejamos deslumbrar por los milagros…

HT: —Y eso es algo secundario.

Juanse: —Claro, y cuando llega el momento de sacrificarse nos borramos. Ahí está la clave.

HT: —¿Crees que esta profundización en los temas espirituales influyó en tu forma de escribir música?

Juanse: —Sí, pero fundamentalmente influye en mi forma de actuar en medio de la inmundicia.

HT: —En tu forma de conducirte.

Juanse: —Claro. Más que nada en la forma de esquivar lo negativo. (Risas.)

HT: —¿Cuáles son los planes para el futuro, Juanse?

Juanse: —Ninguno. Vivo el hoy. Y muy contento.

 

Este bloguero —que también es un hombre de fe, activamente comprometido en los asuntos espirituales— quedó muy feliz con las palabras de Juanse, un rockstar, que, como muchos dirían, ‘pegó la vuelta’. Sin embargo yo presiento que lo que él está viviendo no puede describirse como un simple giro en ‘U’. Creo que Juanse realmente encontró su sendero, por el que puede transitar en paz, dejando que la vida fluya. Un camino en el que todo está en balance, ese equilibrio que durante tanto tiempo se le había escapado. Y cuando una persona halla tal cosa, siempre produce alegría en los demás.

¡Que sea rock!

11024200_374420666077376_7259167545623950684_o
Conseguí tus entradas AQUÍ

 

Author: