Blog

Ultimas notas
“Patience”, o una de las mejores baladas acústicas del rock.

“Patience”, o una de las mejores baladas acústicas del rock.

agosto 31, 2016

Para cambiar la atmósfera en un disco de rock, o en un concierto, no hay nada como una buena balada desgranada por una guitarra acústica limpia, apenas maquillada con reverb. Esas canciones son, forzosamente, buenas composiciones, cómo mínimo. (Y desde luego que algunas llegan a la categoría de ‘excelentes’). ¿Por qué? Porque se trata de temas que podrían tocarse en un fogón, junto a los amigos. El éxito de una canción de este tipo no puede depender de complejos arreglos instrumentales o cargados arreglos corales, ni de una textura sonora rica. Y durante un show, cuando se la toca, no se disparan fuegos artificiales, ni en la pantalla sobre el escenario pueden verse imágenes extravagantes. Una balada acústica sólo se sostiene por si misma, cuando es una buena canción, uno de esos temas que todos queremos oír y cantar. De otro modo, nada sucedería en el público a causa de ella. Hay una metáfora que como productor uso a veces: una mujer hermosa lo es antes de que la peinen, la maquillen y le asignen el mejor vestuario. Todo lo accesorio, si está bien elegido, sólo realzará su belleza natural. Así son las buenas canciones: tocándolas en un fogón ya seducen. Los arreglos y la producción, si están bien hechos, sólo la harán más atractiva.

Y sí, hoy, empezando a enloquecernos con la #GunsManía, vamos a hablar de una las más hermosas baladas del rock: “Patience”, del disco “G N’ R Lies”, de los Guns N’ Roses. Este disco es la segunda grabación en estudio de la banda de hard rock oriunda de Los Ángeles. Fue editado a fines de 1988, y no resultó un disco muy exitoso, si lo comparamos con el primero, “Appetite for Destruction” —del cual pueden leer una reseña aquí—. De hecho, el único corte destacado fue la balada que nos ocupa hoy.

14159101_1093226227440562_705318259_n

“Patience” fue lanzado en un sencillo antes de que saliera a la venta “G N’ R Lies”, el cual contenía en el lado B el tema “Rocket Queen”, último del track list de “Appetite for Destruction”, y una entrevista a Axl Rose. Quien compuso esta canción fue Izzy Stradlin —a mi gusto, la mejor segunda guitarra de toda la historia de los Guns, y espero que sepan disculparme los fans de Gilby Clarke—. Se comenta que Izzy se inspiró en la tensa y problemática relación que mantenían Axl y su ex esposa, Erin Everly, aunque otras versiones dicen que la fuente de inspiración vino del vínculo de Izzy con una antigua novia: Angela Nicoletti McCoy. Nunca fueron confirmadas estas versiones, desde luego. Pero uno podría imaginar que —como sucede con toda canción— el nacimiento del tema debe tener alguna relación con una historia personal.

El tema fue grabado en una única toma a tres guitarras: la de Izzy, la de Slash y también la que sumó Duff McKagan, que dejó el bajo por un momento. La producción de la grabación estuvo a cargo de Mike Clink, un experimentado productor de heavy y hard rock que ya había realizado para la banda “Appetite for Destruction”, y que seguiría colaborando con los Guns durante tres discos más. Clink también trabajó con Whitesnake, Megadeth, UFO, Roger Plant y Mötley Crüe, sólo para nombrar algunos artistas que pasaron por sus manos. Y el video clip de la canción es el último en el que aparece Steven Adler, el baterista original de la agrupación.

14163749_1093226260773892_398754214_o

Durante la gira “Use Your Illusion Tour”, antes de que se fuera de la banda Izzy, él y Slash tocaban la canción haciendo al comienzo “I Was Only Joking”, de Rod Stewart; ya habiendo partido Izzy, Slash y Gilby la introducían con “Wild Horses”, de los Rolling Stones.

Más allá de estos datos curiosos acerca de “Patience”, pregunto: ¿a quién no se le enciende algo cuando empiezan a sonar los arpegios y licks de las guitarras Guild usadas por Izzy y Duff? O cuando silba Axl. O cuando Slash solea, también con una Guild. O con la coda final del tema, que lleva la canción hacia una cadencia sorprendente que uno desearía que no se termine nunca

Sin duda, “Patience” es una de las baladas más lindas de la historia del rock. Enfervorizados por la #GunsManía, seguro que los fans pedirán este tema en la próxima visita de los Guns a nuestro país.

14151980_1093226264107225_1341703012_o

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: