Blog

Ultimas notas
El reggae blanco marcó el sendero de la New Wave.

El reggae blanco marcó el sendero de la New Wave.

abril 22, 2016

Vamos a ser directos: “Reggata De Blanc” es uno de los mejores discos que he escuchado en mi vida. Sin vueltas. Por eso este bloguero hoy quiere hacer una review de él y volcar así algunas consideraciones de esta segunda producción de The Police, el power trío anglo-estadounidense.

Editado el 5 de octubre de 1979, este álbum definió a Police como un nodo en el que podían coincidir numerosas vertientes del rock, el pop y varios estilos musicales más en un fluido y enérgico resultado. Sin dudas, este disco es el mejor de la banda, una grabación plena de la versión aggiornada del reggae y ska blancos, con atisbos de actitud punk, plagado de riffs rockers, arpegios cristalinos, disonantes acoples y contratiempos crunchies, —todo eso enarbolado por la multiforme guitarra de Andy Summers—, empujada por la base demoledora que constituían Sting con su Fender y la fenomenal forma sui generis de tocar la batería de Stewart Coppeland. El mejor disco, por lejos. Y dicho por la banda misma, no sólo por sus fans.

13081670_1002794066483779_1837723064_n

Para empezar, la cosa arranca con “Message In A Bottle”, la canción preferida del trío, según ellos la definieron. Un verdadero himno de la New Wave. ¿Quién no se sintió ‘menos náufrago’ al cantarla? Menos solo, al saber que una mañana cualquiera vería “cien mil millones de botellas” lanzadas al mar por personas con las mismas turbaciones que lo asaltan a uno. Sting demuestra en muchas de sus canciones este enorme poder empático: lograr que los oyentes se identifiquen inmediatamente con el mensaje de su lírica, exponiendo de manera sencilla temas que nos inquietan desde que nacemos. Casi como si su ‘gen x’ le hubiera otorgado el poder de componer canciones que calan hondo en el inconsciente colectivo. Y eso que estamos hablando de un rock que muchas veces ha sido calificado de “banal”…

Pero no se queda ahí la lista de éxitos: en el track list también figuran la dramática “Bring On The Night”, canción cuyo tema fue la ejecución del spree killer Gary Gilmore, condenado a la pena máxima en USA durante 1977; la dadaísta “Reggata De Blanc”, minimalista interpretación instrumental de escasos tres minutos que no sólo le dio el nombre al disco, sino que también le valió al trío un Grammy en 1981 en la categoría de Mejor Interpretación Instrumental; la divertida y post-punk “Deathwish”, cuyas estrofas están montadas en la clave de candombe; la sugestiva “The Bed’s Too Big Without You”, y por último, la legendaria “Walking on the Moon”, que, según Sting, es una canción “acerca de la sensación que produce estar enamorado”, y que llegó —junto con “Message in a bottle”— al número uno de los charts en Reino Unido. Imposible olvidarse del video clip de esta última, filmado en el Kennedy Space Center, y lleno de imágenes de la NASA.

(Aunque no podía faltar la canción con ribetes jazzeros, como lo sería “Murder By Numbers” en “Synchronicity”. En el álbum que hoy analizamos se trata de “Does Everyone Stare”.)

13054446_1002794123150440_1451089728_o

En el aspecto sonoro, cabe destacar que el trío produjo este álbum por su cuenta, con la ayuda de Nigel Gray, lo que indica que ya tenían bien definida la forma en la que querían sonar. Hay algunos detalles que hoy se tildarían de “equívocos”, como por ejemplo los dos o tres pasajes en los que al bombo de la batería se le aplican unas reverbs larguísimas, y las voces levemente caladas en algunos coros, que en realidad están grabadas así adrede para generar el efecto de pitch. Por otro lado, son notorias las recargadas versiones de elementos característicos del reggae, hechas casi como en un homenaje desmedido, como la profusión de golpes de aro del tambor hiper-agudo de Coppeland, multiplicados con el delay, y los varios coros de tipo “ohohoh”, de característica factura roots. Sin embargo, en este reggata de blanc, hay hard rock, funk, post-punk y, como vimos, hasta jazz. Todo amalgamado con estilo y creatividad.

El disco ha sido catalogado por la revista Rolling Stone en el puesto 369 dentro de “Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos”, y también aparece en el libro “1001 discos que hay que oír antes morir”.

Y por supuesto, Honky Tonk tiene su remera de “Reggata De Blanc”. ¿Qué esperás para ponértela y salir con los auriculares escuchando a full este discazo de los Police?

The Police Reggatta

 

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: