Blog

Ultimas notas
Retrosónicos monos indies del Ártico.

Retrosónicos monos indies del Ártico.

octubre 25, 2016

“AM” es el quinto disco de estudio de los Arctic Monkeys, la agrupación oriunda de Sheffield, formada a principios de siglo. Quiero dedicar esta entrada al mencionado álbum porque, según mi humilde opinión, es uno de los mejores discos de indie rock realizados hasta ahora.

Con este disco —lanzado el 6 de septiembre de 2013— los Arctic Monkeys alcanzaron un récord aún no superado en el mundo del indie: “AM” fue su quinto álbum consecutivo en debutar en el puesto número uno en los charts del Reino Unido. Otro dato que debe considerarse: en la lista de Los 500 Mejores Discos De Todos Los Tiempos, de la prestigiosa publicación británica NME (New Musical Express), aparece con el número 449.

Arctic-Monkeys-AM-HD-Desktop-Wallpaper

Fue producido por James Ford, quien ya había trabajado con la banda en sus discos “Favourite Worst Nightmare” y “Humbug”. (Para hacernos una idea de cuán buenas son las artes de Ford, basta decir que ahora está trabajando en la producción del nuevo álbum de Depeche Mode). En la grabación colaboraron otros viejos conocidos de los Monos Árticos, el más destacado de ellos, el estadounidense Joss Homme, eximio productor, compositor, vocalista y guitarrista, y fundador de un par de banditas que hicieron algo por ahí: Kyuss y Queens of the Stone Age. El aporte de Homme está en las canciones “One for the Road” y “Knee Socks”. Al respecto, Alex Turner —fundador, vocalista y guitarrista rítmico de los Monkeys— dijo: “Él vino y como que nos sacó de un pequeño bache. Es divertido. Llegó y tuvimos una noche divertida. Su contribución a nuestro álbum es realmente emocionante, es probablemente mi favorita. Los treinta segundos que estuvo ahí fueron simplemente… no sé, es como algo que yo nunca había oído antes.”

Otros invitados en esta producción de los Arctic… fueron el guitarrista Bill Ryder-Jones y el baterista Pete Thomas. Además Ross Orton colaboró como co-productor.

Far Shot AM

Lo más lindo de ponerse a escuchar “AM” es que se puede ver que la banda alcanzó una madurez en su sonido. En toda la producción hay un logrado concepto del audio buscado, que enlaza las canciones, un concepto que abreva en el post punk, en el new romantic y flirtea a veces con la música bailable de los ochentas. La mezcla de la batería es una acabada muestra del “sonido Malcolm McLaren —por momentos recuerda a The Clash—, con el snare bien profundo y el bombo “flojo”, con poco kick. Incluso en los temas en los que se usa programación de cajas de ritmos —de forma medida y minimalista—, también se busca un sonido opaco y seco. (Hasta las panderetas que aparecen son bien graves y oscuras, de sonajas grandes, de bronce, seguramente). Los bajos de Nick O’Malley, casi siempre con overdrive y tocados con púa, respetan la tradición de Sid Vicious. Pero el sello característico de esta grabación de los Arctic… está sin dudas en las guitarras de Jamie Cook y la voz de Alex Turner.

Las guitarras de “AM” merecen un capítulo aparte. En ella sobreabunda el tremolo, cuya oscilación seguramente ha inspirado la iconografía del arte de tapa y del video del corte de difusión, “Do I Wanna Know?”, una soberbia y psicodélica animación desarrollada a partir de la ondas de sonido en un osciloscopio, con muchas curvas femeninas y motores. Los magníficos arreglos de violas van desde melodías con mucho sonido twang hasta los staccatos de palma con delays cortos y chorus, en un equilibrio muy logrado entre lo retro y nuevo. Por otra parte, las voces de Turner, tienen ese inconfundible sello de los vocalistas hijos de la Cool Britannia, pero con raíces en un post punk. Se destacan los coros de tipo soul —recordemos que el baterista Matt Helders y O’ Malley también cantan—, hechos con falsete, al mejor estilo Fine Young Cannibals.

arctic-monkeys-am-alternative-wallpaper

Pero más allá de todo esto, lo que más se disfruta al escuchar “AM” es que uno oye buenas canciones. Muy buenas canciones. Y en definitiva eso es lo que más importa en un disco, ¿no? Mis preferidas son “No 1 Party Anthem” —una hermosa balada que remite a Paul Anka—, “Arabella” —con un ligero toque zeppeliniano—, y “R U Mine?”, construida sobre una serie de riffs tan cool que uno se cansa de escucharla.

Si no conocías este álbum de los Arctic Monkeys, te recomiendo escucharlo, porque se trata de un gran disco. Y en los #RockHouse Honky Tonk, es nuestra oferta 3×2 en remeras, también podrás encontrar a los Arctic.

 

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: