Blog

Ultimas notas
Sheryl Crow, una chica lo suficientemente fuerte para rockear.

Sheryl Crow, una chica lo suficientemente fuerte para rockear.

septiembre 19, 2017

Hablar de cómo nacieron las canciones que se han transformado en clásicos ya es un hábito que cultivamos con cierta frecuencia en el #blogrocker de Honky Tonk.

Hoy me quiero ocupar de una de las más lindas, talentosas y carismáticas mujeres del rock. Estoy hablando de la dueña de una voz sensual: Sheryl Suzanne Crow, la multipremiada contralto, oriunda de Missouri.

Sheryl crow live performance

Para empezar, nada mejor que el principio: Sheryl Crow nació en un hogar de artistas (su padre tocaba swing y su madre se dedicaba a la música de manera profesional). Compuso su primera canción a los trece. Luego de estudiar piano y ser majorette de tambor en la escuela, pasó a formar parte de un grupo local llamado Cashmere. (Las majorettes son las chicas integrantes de los grupos de desfile y danza que marchan vestidas de uniforme, generalmente al son de marchas o música de banda de vientos, con bastones y tambores. Ojo, no confundir con las animadoras deportivas o cheerleaders. En USA las agrupaciones de majorettes suelen participar de competencias a nivel nacional).

Crow se recibió de Profesora de Música y trabajó como docente, al mismo tiempo que hacía todas las audiciones que podía para ser contratada ocasionalmente como vocalista de jingles publicitarios —uno de los más recordados anuncios en los que participó es una propaganda de McDonalds—. Su primer trabajo verdadero en el ámbito musical llegó de la mano de Michael Jackson, al que acompaño como corista en el “Bad World Tour”, en 1987. Al regreso de la gira, Sheryl tuvo que enfrentar un período de fuerte depresión, del cual salió escribiendo más y más canciones, incluso para artistas de renombre, como Eric Clapton y Céline Dion. También en esta etapa colaboró con Sting, Rod Stewart y la banda Foreigner.

Pero su gran momento vino cuando el famoso productor inglés Hugh Padgham escuchó un demo suyo. Inmediatamente, él le consiguió un contrato con el sello A&M. Y así, con la guía del productor Bill Bottrell, surgió “Tuesday Night Music Club”, su álbum debut, que le reportó tres Grammys: Grabación del Año, Mejor Cantante Femenina de Pop y Mejor Artista Revelación.

sheryl crow tuesday night

De este primer disco suyo salieron varios hits, como “Leaving Las Vegas” y “All I Wanna Do”. Pero en él hay una pequeña pieza de belleza rutilante, un número obligado en todos sus conciertos: “Strong Enough” (“Suficientemente fuerte”).

Uno no puede dejar de pensar que la autora abrió su corazón en esta canción, puesto que la lírica es una confesión desesperada que culmina con la búsqueda de ese amor resistente, capaz de plantarse frente a todo, aún frente a la propia miseria. El tema llegó al puesto #5 del Billboard Hot 100, el 25 de marzo de 1995. También encabezó las listas de Canadá. Fue incluido en su disco en vivo “Sheryl Crow and Friends: Live from Central Park”, y en su álbum de grandes éxitos: “The Very Best of Sheryl Crow”.

Respecto de este tema —para mí, uno de los más hermosos de toda su discografía— hay una anécdota muy graciosa que involucra a sus hijos: Levi (6 años) y Wyatt (9 años). Ella reveló en una entrevista con Redbook que ambos están bien imbuidos de su música, a pesar de que “a veces les parece cursi”. Contó que suelen jugar a cambiarles las letras a sus canciones, por pura diversión. Según contó, esta es la versión que cantan Levi y Wyatt de la canción que nos ocupa hoy: “I have a face I cannot show / I make the rules up as I go / Just try and love me if you can / Are you strong enough to be my butt, my butt?”. (“Tengo una cara que no puedo mostrar / Hago las reglas mientras voy / Sólo trata de amarme si puedes / ¿Eres lo suficientemente fuerte como para ser mi trasero, mi trasero?”. La verdad, es genial).

sheryl crow

Pero hablando seriamente, sí sabemos que Sheryl Crow es una mujer fuerte. Está demostrado por su lucha contra el cáncer de mama, del que salió airosa gracias a una operación practicada en 2006. Por otro lado, ahora atraviesa las dificultades que implica vivir con un tumor cerebralbenigno, gracias a Dios—, al cual viene vigilando desde 2012 por medio de estudios regulares. Nada de esto impidió que siguiera con su carrera actoral (Crow ha interpretado varios papeles para la pantalla chica) y con su carrera musical, de la cual sigue cosechando éxitos gracias al público fiel que llena cada uno de sus shows para verla desplegar todo su talento como cantante, compositora e instrumentista. Por algo sigue sumando dígitos a la tremenda cifra: ya lleva más de 50 millones de álbumes vendidos en todo el mundo. Ni la depresión, ni el cáncer pudieron contra ella. Evidentemente, Sheryl Crow es una #chicadelrock lo suficientemente fuerte.

 

¡Que sea rock!

Author: