Blog

Ultimas notas
“Voodoo Lounge”: cuando lo clásico se convierte en novedad.

“Voodoo Lounge”: cuando lo clásico se convierte en novedad.

febrero 3, 2016

Estamos en plena #StonesManía, y se hace necesaria una escucha de los álbumes clásicos de los Rolling, ¿no? Así que…

“Voodoo Lounge” es el vigésimo álbum de los Rolling Stones en el Reino Unido, mientras que en USA es el vigésimo segundo. Hoy elegí este disco de “la banda de rock and roll más grande de todos los tiempos” por una sencilla razón: me gusta mucho.

En una nota anterior ya hablamos de otro de sus discos célebres: “Tatoo You”. Pero, aun a riesgo de hacerme algunos enemigos, creo que “Voodoo Lounge” es mejor álbum.

Este disco salió el 11 de julio de 1994, después de 5 años de silencio: “Steel Wheels”, la producción anterior, había sido editada en 1989. “Voodoo Lounge” significó el comienzo del vínculo entre los Stones y Virgin Records, y el inicio de Darryl Jones como bajista, en reemplazo de Bill Wayman, bajista original de la agrupación. (Aunque Jones no es miembro oficial de la banda.)

Las canciones de “Voodoo Lounge” empezaron a surgir en 1993, de manos de los Glimmer Twins —ni más ni menos que Mick Jagger y Keith Richards—, quienes habían publicado sus discos solistas, “Wandering Spirit” y “Main Offender”, respectivamente, durante ese lapso de cinco años de descanso que se habían tomado los Rolling.

stone1

 

El productor elegido fue Don Was, uno de los maestros del tradicional sonido “oldie” de rock and roll más retro, quien incluso hoy sigue produciendo los discos de los Stones.

Hay una anécdota interesante acerca de cómo surgió el nombre del álbum: mientras se llevaban a cabo las sesiones de grabación, Richards adoptó a un gato callejero, al que llamó “Voodoo”, ya que se encontraban en la isla de Barbados en ese momento. Parece que la terraza de la casa en la que habitaban era el lugar preferido de Voodoo, por lo cual ese espacio de la morada pasó a llamarse “Voodoo Lounge” (Salón de Vudú.)

El disco, premiado con un Doble Platino, contiene el hit “Love is Strong” (inspirado en el solo de Richards en “Wicked as it seems”, tema de su disco “Main Offender”), el cual llegó al puesto n° 4 en los charts de UK. ¿Recuerdan el impactante video clip de este tema? Los Stones —y también varias modelos para el infarto, que no pueden faltar en cualquier asunto relacionado con los Stones, obviamente—, gigantes, desperezándose, caminando y bailando entre los edificios de una Nueva York liliputiense, hasta que finalmente los miembros del cuarteto se terminan encontrando en el Central Park. (Mi escena favorita: Charlie Watts usando unos tanques de agua como batería, sentado sobre los techos de los edificios.)

Hay otras joyas en el disco: la pegadiza “You Got Me Rocking Now”; la balada “The worst”, hermosamente interpretada por Keith Richards —con una notoria onda Tom Petty & The Heartbreakers—; la insólita y bella “Thru and Thru”; “Blinded by Rainbows”, otra hermosa balada de típica factura Stone; “I Go Wild”, nuevamente una clásica canción de los Rolling, económica en acordes y melodías, pero llena de principio a fin de puro groove rockero; y el tema más sublime de los Stones, según mi gusto: “Out of tears”.

Si hay algo que me gusta escuchar en este disco es el depurado trabajo de pedal steel y slide guitar que hace el genial Ron Wood: intenso, prolijo y de un excelente gusto. Algunos pasajes te pueden emocionar hasta las lágrimas.

stones3
 

En definitiva —y ya que estamos contando las horas para verlos en vivo en un concierto que seguramente será inolvidable—, “Voodoo Lounge” es un disco clásico pero novedoso a la vez, uno de ésos que vale la pena repasar, pero no en el subte usando los auriculares que te vinieron con la compra del celular, sino sentado en el living de tu casa, para escuchar tranquilo y prestando atención, con la cabeza fresca y una cerveza en la mano, paladeando cada sonido.

 

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

 

 

Author: