Blog

Ultimas notas
Adiós a Aretha Franklin, la Reina del soul.

Adiós a Aretha Franklin, la Reina del soul.

agosto 24, 2018

Dijo Pablo Martínez Burkett —talentoso escritor y gran amigo— que “la Muerte tiene una malsana costumbre con la gente que viene grande”. Y también afirma que “los grandes encienden antorchas que es nuestro deber sostener y llevar un paso más allá, hasta que venga quien esté llamado a sucedernos”. Vertió estas palabras en #RockForever (el grupo de Facebook de Honky Tonk) al recordar a la Reina del Soul.

Sí, estamos hablando de Aretha Louise Franklin, que el pasado 16 de agosto falleció, sucumbiendo finalmente a la batalla contra el cáncer de páncreas, una pelea que duró mucho tiempo. Así, esta bella e imponente dama de color, dueña de una voz única, partió para engrosar las filas de irremplazables artistas que nos han dejado en los últimos años.

aretha

Aretha nació en el 25 de marzo de 1942, en una humilde casita de Memphis, Tennessee, y huelga decir que fue la máxima exponente del soul, el góspel y el R&B. Podría dedicar varios párrafos a la enumeración de los reconocimientos que obtuvo. Baste decir que a lo largo de su carrera cosechó casi una veintena de premios Grammy, que fue la primera mujer en ingresar al Rock and Roll Hall of Fame y que fue colocada en el puesto número 1 de “Las Cien Cantantes más grandes de todos los tiempos” y en el puesto número 23 de “Cien grandes artistas”, ambas encuestas de la revista Rolling Stone.

Sus padres fueron el pastor Clarence LeVaughn Franklin y la cantante de góspel Barbara Franklin. Los miembros de la pequeña pero fervorosa congregación de la Iglesia Bautista New Bethel, en Detroit, Michigan, fueron su primer público: ellos comprobaron cuán profundo era el amor por la música que sentía esta niña que cantaba en el coro cada domingo. Ella creció rodeada de grandes músicos de jazz y góspel, como Dinah Washington, Ella Fitzgerald, Clara Ward y Mahalia Jackson. Su adolescencia también estuvo marcada por la lucha contra el racismo: su padre fue uno de los asesores de Martin Luther King. Pero a los dieciocho años (en 1960) firmó un contrato con Columbia Records para probar suerte iniciando una carrera secular. Esos seis primeros años en Columbia servirían para foguearla, ya que el éxito sólo llegó con el cambio de sello. Habiendo firmado con Atlantic Records, los primeros sucesos se acumularon: “(You Make Me Feel Like) a Natural Woman”, “Chain of Fools”, “Respect”, “Think” y “I Say a Little Prayer”.

Aretha-Franklin

La etapa de Atlantic terminaría luego del asesinato de su padre, en 1979. Fruto de la relación con este sello son los célebres discos “I Never Loved a Man the Way I Love You” (1967), “Lady Soul” (1968), “Young”, “Gifted and Black” (1972), “Amazing Grace” (1972) y “Sparkle” (1976). Sin embargo, la era que vendría, bajo el signo de Arista Records, sería aún más grande. Así, en 1982 editaría “Jumpt to It” y en 1985, “Who’s Zoomin’ Who?”. Otras cimas insoslayables de su trayectoria son la participación estelar en la película “The Blues Brothers”, de John Landis, y su interpretación del aria “Nessum dorma” —la cual cantó junto a Luciano Pavarotti—: por ella se hizo merecedora de un Grammy.

Aretha Franklin y James Brown

En muchos de sus discos hay versiones de lujo de grandes canciones: “Son of a Preacher Man” (John Hurley y Ronnie Wilkins), “Let it be”, “The long and winding Road” y “Eleanor Rigby” (The Beatles), “Dark End of the Street” (James Carr), entre otras. Grabó covers de muchos artistas más, como B.B. King, Otis Redding, Marvin Gaye, The Doobie Brothers, Dr. John, Jimmy Reed, etc. Y desde luego que sus producciones contaron con músicos fuera de serie. Algunos de los artistas que tocaron o cantaron junto a Aretha son The Muscle Shoals Rhythm Section (famosa banda de músicos con base en la ciudad de Alabama bautizada con este sonoro nombre, Muscle Shoals), Ray Charles, el saxofonista King Curtis, James Brown, George Benson, Whitney Houston, Eurythmics, George Michael, Mariah Carey, Céline Dion o Shania Twain, Frank Sinatra… Y la lista sigue. Durante los setentas fue muy productiva su colaboración con el guitarrista y compositor Curtis Mayfield, con quien escribió la banda de sonido de la película “Sparkle”.

Aretha Franklin Sparkle

Su vasta carrera atravesó todas las etapas de la historia del soul, desde la explosión de este género (segmento que comienza a mediados de los sesenta y se extiende hasta el segundo lustro de los setentas), pasando por el Nuevo Sonido Soul (cuyo apogeo se vio a finales de los ochentas), y llegando incluso a asimilarse al R&B contemporáneo.

Pero no debemos dejar que la rutilante trayectoria de la Reina del Soul nos ciegue a tal punto que no podamos ver cuán duras fueron las circunstancias que le tocó vivir. Su maternidad precoz —un tema que esquivaba en las entrevistas— no impidió que corriera tras su sueño, gracias a su hermana y su abuela, que la ayudaban con la crianza de Clarence (que tuvo a los doce años) y Edward (a quien dio a luz a los catorce). En 1969, Aretha se divorció de Teddy White, arguyendo violencia de género. Más tarde, en 1984, volvió a divorciarse, esta vez del actor Glynn Turman. Y ese mismo año sufrió un incidente que incrementó su miedo a volar, por lo cual decidió girar en sólo en suelo estadounidense a partir de ese momento.

A mediados de los sesenta, ya consolidada como una estrella, ella había usado su influencia a favor de la causa antirracista y del movimiento de liberación femenina. Podría decirse que su militancia y sus profundas convicciones políticas se vieron premiadas mucho tiempo despúes, en 2005, cuando recibió la Medalla Presidencial de la Libertad. Más tarde, en 2009, cantó durante la investidura presidencial de Barack Obama.

aretha franklin y barack obama

Gwendolyn Quinn, representante de Aretha, confirmó su muerte por medio de un comunicado oficial. A través de las redes sociales, sus familiares dijeron: “Hemos perdido a la matriarca y a la roca de nuestra familia”.

Y nosotros hemos perdido a una de las estrellas más brillantes de la música contemporánea. Pero no sólo nos queda su magnífica obra, sino también su rotundo ejemplo de tenacidad. Ahora basta esperar a que se levanten los que tomarán esta antorcha que dejó Aretha, grande y luminosa, para llevarla más allá.

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: