Blog

Ultimas notas
Adiós a Daniel Telis, el virtuoso argentino de las seis cuerdas.

Adiós a Daniel Telis, el virtuoso argentino de las seis cuerdas.

octubre 19, 2018

El 2 de octubre se nos fue el gran Geoff Emerick, a los 72, por lo cual escribí una breve reseña de su carrera aquí. Pero un día antes, poco después del mediodía, nos dejaba un eximio músico argentino, con tan sólo 57 años: Daniel Telis, un virtuoso de las seis cuerdas. Tal fue la penosa culminación de la larga pulseada que sostuvo contra un raro cáncer de médula ósea llamado mieloma múltiple.

Más que justificada es la tristeza que cayó sobre toda la escena nacional luego de que sus familiares informaron del fallecimiento. Daniel fue un explorador incansable de la guitarra. Y a pesar de que el grueso de su carrera se entronca en la música pesada, supo elaborar un estilo nutrido de múltiples influencias, como el flamenco, el jazz y el tango.

daniel telis

Los inicios de su trayectoria se remontan al comienzo de la década del ochenta, cuando Willy Gardi —su primer maestro de guitarra— lo convocó para integrar las filas de El Reloj, agrupación pionera del heavy argento, que gustó de coquetear con el prog rock. Daniel siempre estuvo muy feliz de haber sido parte de la banda de su mentor, a la que escuchó y admiró desde su adolescencia. Luego de pasar por El Reloj y haber estudiado con Lito Epumer y Mario Andreola, se embarcó en un proyecto junto a Pappo, el cual no llegó a prosperar debido a que en medio sucedió la segunda encarnación de Riff, con disco nuevo y todo: Riff VII. De este modo, el plan —un dueto de violas que habría sido una maravilla— quedó trunco.

Su constante búsqueda musical lo llevó a tocar con el grupo de tango instrumental Convergencia, bajo la dirección de Alberto Dávila. Pero el heavy siempre resonó con fuerza en su interior, así que formó la agrupación Mordaz, y después de cuatro años, comenzó a pensar seriamente en su carrera solista. Simultáneamente, fue invitado a participar de Kamikaze, con quienes grabó los discos “Víctima del rock” (1989) y “Kamikaze 3” (1992). Luego de la separación de la banda, en 1992, Daniel integró la formación inaugural de Alianza, junto a Hugo Bistolfi y Adrián Barilari, grabando su primer disco: “Sueños del mundo”. Y en ese momento decidió que, sin más dilación, tendría que dar arranque a su Daniel Telis Project. Finalmente en 1995, Warner Music editó su primer trabajo solista, “Daniel Telis”, en el que no sólo tocó las guitarras, sino que también grabó el bajo y programó las baterías. Su segundo disco “Daniel Telis Project”, editado en 2001, fue realizado casi enteramente en su flamante estudio de grabación, Domus. Incansable estudioso de la guitarra, en esta etapa Daniel tomó lecciones con el afamado guitarrista de jazz Ricardo Lew.

daniel telis project

Con el comienzo del nuevo siglo surgieron numerosas invitaciones de bandas y artistas nacionales que querían contar con los melódicos —y a la vez pirotécnicos— solos de Daniel, tanto en el estudio como en los vivos. Así, tocó con Tren Loco en el memorable show que la banda originaria de Grand Bourg dio para telonear a Paul Di’Anno y Judas Priest, en Obras Sanitarias. Y con su banda, DanielTelisProject, versionó grandes clásicos de la música pesada para varios tributos discográficos nacionales, como los de Metallica, Deep Purple y Iron Maiden.

En 2003 se asoció con Adrián Barilari para trabajar en la composición y en las sesiones de guitarra del primer disco solista del ex-vocalista de Rata Blanca. Así surge “Barilari”, producción que fue grabada en suelo nacional y también en Finlandia, debido a la participación especial de los músicos de Nightwish y de Jess Johannsson, tecladista de Ygwie Malmsteem y Stratovarius.

daniel telis

Y así se multiplicaron las convocatorias para él, como la de los Guitar Explosion Argentina: en el primero, además de tocar con su banda, zapó con Marty Friedman (2003); en el segundo, con Andy Timmons (2006). Y un año antes intervino en el Encuentro Iberoamericano de Guitarras y teloneó a Richie Kotzen en el ND Ateneo.

Luego editó su tercera producción solista: “Angkor”, un trabajo más logrado que los anteriores, con muchos músicos invitados. En 2007 y 2008, además de haber realizado el ciclo Guitar Show, junto a Carina Alfie, Diego Mizrahi y Marcelo Roascio, se destacó en su labor como sesionista al grabar nuevamente para Barilari, y para Tarja Turunen y Timo Turunen.

daniel telis

Su impecable técnica, la creatividad de sus composiciones y la impronta que mostraba al tocar en vivo lo convirtieron en endorser de prestigiosas marcas, como Ibanez Guitars, cuerdas Magma y Ernie Ball, y Charvel Guitars, entre otras. Por esto mismo más de una vez tocó en el NAMM Show, la exhibición de instrumentos y productos musicales más grande del mundo, celebrada cada año en Anaheim, California, desde 1901. En 2009 publicó su cuarto álbum solista, “The New Sound”, en el que incursionó nuevamente en el tango fusión, incorporando cuerdas y bandoneón. Y como si todo esto fuera poco, fue columnista de las revistas Guitarristas y bajistas y Todo guitarra y bajo.

Luego de que las presentaciones de su cuarto disco se filmaran con el propósito de realizar un DVD, se le diagnosticó el cáncer que antes mencionamos. Un año entero fue el tiempo que duró la lucha inicial, de la que salió triunfante, regresando a los escenarios en 2010. En 2012 se volvió a reunir con los ex-Kamikaze, ahora bajo el nombre de KZ4! Además de sesionar para Patricia Sosa, formó parte de la banda que acompañó al vocalista de Judas Priest, Tim Ripper Owens, en su gira latinoamericana, filmando un excepcional DVD. Pero en el 2015 vivió una intensa recaída, la que le sirvió para incubar su quinto disco solista, “Five”, en el que trabajó como un verdadero one man band. Demostró de este modo su entereza y la determinación de seguir adelante a pesar de todo. Así fue como el 2017 lo encontró sesionando y abriendo los shows de grandes artistas como Steve Vai, Apocalyptica y Europe.

daniel telis

Lamentablemente, el año pasado se descubrió que la enfermedad sólo se había replegado. La dolencia volvió a atacar con todas sus fuerzas, y ya conocemos el final de la historia.

Si una lección nos dejó Daniel es que, aún bajo la amenaza del peor desenlace, hay que seguir soñando y creando. Su huella en la música pesada nacional seguirá viva por décadas. Por eso en, Honky Tonk nos sumamos a las condolencias para con familiares y amigos íntimos, sabiendo que la pérdida es grande, pero también creyendo que cientos de guitarristas de la nueva generación internalizarán su legado, buscando emular su sonido y su tan particular sentido melódico.

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: