Blog

Ultimas notas
Lita Ford, la Reina del Heavy Metal

Lita Ford, la Reina del Heavy Metal

febrero 19, 2018

Ya sea vestida para matar (pero dejando entrever sus curvas peligrosas), o viviendo como una fugitiva, o bailando en el borde de un malvado país de las maravillas, la Reina del Heavy Metal viene deslumbrándonos desde el breve pero vertiginoso ciclo de The Runaways, una de las primeras bandas de rock integrada completamente por mujeres, agrupación que fue el punto de partida de su carrera.

El pop tiene su soberana en la figura de Madonna. El heavy metal no podía ser menos. Hoy dedicamos esta entrada del #blogrocker de Honky Tonk a Lita Ford, la Reina del Heavy Metal.

lita ford runaways

Lita Rossana Ford nació en Londres, el 19 de septiembre de 1958. Con sólo quince años se incorporó al incipiente proyecto del afamado productor Kim Fowley —quien siempre estaba tras “la próxima gran sensación” en el mundo de la música—. Estamos hablando de The Runaways, la primera agrupación de música pesada formada sólo por chicas adolescentes. Durante un año, la banda había funcionado como power trío, con Joan Jett en guitarra y voz, Micki Steele en bajo y coros y Sandy West en batería y coros. Pero en 1976 Steele dejó la banda para unirse a las filas de The Bangles. Fue el momento para que Lita (guitarra líder) y Jackie Fox (bajo) se sumaran al proyecto de Fowley. La alineación clásica del grupo se completó con Cherie Currie en las voces.

El disco debut de The Runaways, de título homónimo, se lanzó por medio del sello Mercury en 1976. En la gira norteamericana de la presentación, telonearon a The Ramones, Tom Petty & The Heartbreakers, Cheap Trick y Van Halen, entre otros. Tal vez, una de las claves del impacto que produjeron las Runaways era que Fowley le permitía a cada una de ellas identificarse con su músico favorito. O al menos eso se cuenta en “Edgeplay: A Film About The Runaways”, el documental de 2004 que narra su historia, dirigido por Victory Tischler-Blue (a.k.a. Vicky Blue), quien fue bajista de la banda durante 1978 y 1979. Así, Currie emulaba la estética de David Bowie, Jett imitaba a Keith Richards (The Rolling Stones), Fox buscaba parecerse a Gene Simmons (Kiss), West demostraba su admiración por Roger Taylor (Queen) y Lita era el cruce perfecto de Ritchie Blackmore (Deep Purple) con Jeff Beck.
El hit más resonante de su primer disco es, sin dudas, “Cherry Bomb”, que ha sido versionado por numerosas agrupaciones y forma parte de los soundtracks de muchos films (entre los que se incluye “Guardianes de la Galaxia”).

runaways

Para su segunda producción, “Queens of Noise” (1977), las chicas se aventuraron en una gira mundial. Gracias al mítico club CBGB, las Runaways ya habían sido catalogadas como parte de la movida punk internacional, codeándose con bandas del calibre de Blondie, The Ramones, The Dead Boys, The Damned y Sex Pistols. Con celeridad, se colocaron en el centro de atención del público punk, a ambas márgenes del Atlántico. En este tour se destacó su paso por Japón, ya que por entonces se habían transformado en el tercer producto musical importado al territorio nipón con más éxito, luego de Led Zeppelin y Kiss. De allí salió el potente disco en vivo “Live in Japan”, que alcanzó la categoría de Disco de Oro en tiempo récord. Muchas veces se ha descrito el fanatismo de los japoneses por las Runaways como lo más parecido a la beatlemanía, lo cual no es poco decir.

También en 1977 publicaron su tercer álbum, “Waitin’ for the Night”, y en este momento comenzaron las desavenencias con Fowley, quien fue acusado de malversación de las ganancias, maltrato e incluso de abuso sexual. Ya para “And Now… The Runaways”, el cuarto y último disco de su carrera, los desacuerdos se extendieron a la faceta creativa: Joan Jett quería volcarse al glam metal, en consonancia con los tiempos que corrían, pero Sandy West y Lita querían ahondar aún más en el hard rock y el heavy metal.

runaways cover

De ese modo, Lita, luego de la separación de las Runaways, comienza a darle forma al sueño de la carrera solista. A pesar de que su primer disco, “Out for Blood” (1983), no tuvo mucha repercusión, con el segundo —“Dancin’ on the Edge”— logró el primer lugar en la lista Mainstream Rock, en 1984, con el single “Gotta Let Go”. Pero en 1988, ya de la mano de la multifacética productora y manager Sharon Osbourne, alcanzó sus mayores sucesos. Bajo el mecenazgo de Sharon, editó su tercera producción, “Lita”, de la cual se destaca «Close My Eyes Forever», que se grabó a dúo con Ozzy Osbourne. A este exitoso álbum le siguieron “Stiletto” (1990), “Dangerous Curves” (1991) y “Black” (1995), de los cuales sólo “Dangerous…” logró repetir tibiamente el palmarés de “Lita”, disco que, según la mayoría de sus fans, es el mejor de toda su carrera.

lita

En ese punto comienza el hiato más largo de su activa producción, puesto que no volvió al estudio de grabación hasta el año 2009, en el que se edita su excelente trabajo “Wicked Wonderland”, seguido por “Living Like a Runaway”, de 2012. Además de todo esto, Lita también actuó en algunas películas (como “Highway to Hell”, 1992) y permitió el uso de su imagen y voz en el videojuego Brütal Legend.

La Reina del Heavy Metal ha sido de inspiración para muchas frontwomen actuales, como Lzzy Hale, de Halestorm. En el 2017, Lita recibió el Premio She Rocks Award, ocasión en la que dijo que durante sus cuarenta años de carrera “nunca aceptó un no como respuesta”, que gran parte de sus logros se los debe a su comienzo con las Runaways y que todo lo que hizo durante esas cuatro décadas (que no son, justamente, las de la señora de la canción de Arjona) fue tratar de demostrar que una mujer podía tocar muy bien la guitarra eléctrica, cantar y componer, tanto como cualquier hombre. Que ella podía ser una rocker de pura cepa. Y no ha quedado ninguna duda de que así es. ¿Quién puede olvidar su voz rota, su arrollador carisma, su despampanante figura y su gran talento guitarrístico, desplegado sobre sus guitarras B.C. Rich? Sin duda, estamos ante el prototipo de la verdadera #chicadelrock.

¡Que sea rock!

Néstor Darío Figueiras – Músico, productor, escritor.

Author: